Todo empezó en 1993

El 20 de febrero de aquel año se crea oficialmente la Asociación Española de Directoras y Directores de Fotografía con el fin de aunar esfuerzos para dejar preservar la cinematografía de nuestro país y llevar nuestro oficio al siguiente nivel. 

En nuestros fines está elevar, desarrollar y tutelar la dirección de fotografía y reivindicar nuestra autoría. Defendemos los principios culturales y éticos del sector, la colaboración con entidades e instituciones y la organización de eventos, clases y conferencias para la promoción nacional e internacional de la cinematografía y su aprendizaje. Nuestra máxima es la excelencia, y no nos conformamos con menos.

La Asociación se rige por sus estatutos y reglamento, así como en la L.O 1/2002 del 22 de marzo, reguladora del derecho de asociación y sus disposiciones complementarias.

Código Ético y Deontológico

¿Qué es la AEC?

La Asociación Española de Directoras y Directores de Fotografía es una asociación de profesionales que impulsan y aspiran a los más altos estándares de calidad visual para la industria cinematográfica. En la AEC se reconoce la responsabilidad de mantener un alto nivel de aptitud, competencia y destreza técnica y artística, y de conectar con la audiencia a través del lenguaje visual. Con la continuidad y superación artística queremos fortalecer la confianza del público en nuestra profesión y promover el desarrollo cinematográfico y cultural en España y el mundo.

¿Quién compone la AEC?

Las Directoras y Directores de Fotografía son la base principal de la AEC. Son profesionales responsables de llevar a cabo la estructura visual y narrativa de un proyecto en cualquiera de sus formas (largometraje, cortometraje, serie de televisión etc), manteniendo una alta diligencia a la hora de ejecutar su trabajo técnico y artístico, con una conducta impecable tanto dentro como fuera del set de rodaje.

Conducta Profesional

Es fundamental que el Director o Directora de Fotografía cumpla con los principios de ética profesional con sus compañeros, colegas, clientes, proveedores y demás profesionales, sean o no del sector cinematográfico y en cualquier circunstancia. Un comportamiento inadecuado puede destruir años de esfuerzo y trabajo de todo un colectivo que trabaja para obtener una reputación y una distinción en la industria del cine en particular, y en la sociedad en general.

El Director o Directora de Fotografía de la AEC debe ser consciente en todo momento del compromiso que tiene con la profesión y que debe ser prioritario con el fin de que tanto el profesional como la profesión sean respetados. Es esencial adoptar y defender ciertos principios en la práctica diaria.

En la ética profesional están implícitos varios atributos como la honestidad, el celo, la lealtad, la eficiencia, la educación, el respeto, el espíritu de equipo y el reconocimiento de derechos y deberes.

Esta puede considerarse una guía para un comportamiento ejemplar en la industria, y que pretende defender y preservar la profesión y a todos los que trabajan en el cine directa o indirectamente. 

Deberes de los Profesionales de la AEC

1- Ser honesta/o.

2- No buscar el beneficio propio en detrimento de la profesión.

3- Promover la competencia basada en la calidad y el mérito profesional.

4- No criticar maliciosa o deliberadamente la reputación de otra/o director/a de fotografía.

5- No falsear la autoría de un trabajo.

6- No ofrecer ni validar sobornos de ningún tipo para conseguir un trabajo en perjuicio de otros profesionales y de su integridad. 

7- No ofrecer servicios profesionales añadidos al propio para favorecer la contratación en perjuicio de otros profesionales en inferioridad de condiciones para la competencia. 

8- Destinar parte del tiempo a trabajar para mejorar el reconocimiento y la reputación de nuestro oficio.

9- Comportarse de manera profesional y representar de la mejor manera los intereses de cada cliente dentro de los límites de su responsabilidad como Director/a de Fotografía.

10- Proteger la información confidencial de cada cliente.

11- Describir con exactitud y claridad las condiciones y consideraciones del trabajo a realizar a cada cliente, así como los honorarios y sus responsabilidades que subyacen en el contrato laboral. 

12- No pagar ni exigir comisiones ni ningún tipo de compensación de otra/o compañera/o ni de ninguna otra persona por recomendar o ser recomendada/o.

13- Mantener la lealtad, respeto mutuo y compañerismo evitando alusiones personales y manifestaciones que causen desprestigio. Si se produjera una situación de litigio o acción por actuación profesional entre miembros de la AEC, esta deberá ser comunicada a la Junta Directiva para activar una posible mediación.

14- Cumplir con los Estatutos de la AEC.

15- Respetar la diversidad dentro y fuera de nuestra asociación. La AEC es inclusiva a personas de cualquier orientación sexual, identidad y expresión de género, raza, religión, sexo, edad, clase social, creencia o inclinación política. 

16- Utilizar un lenguaje correcto en un entorno profesional, saber escuchar y hacernos entender.

17- No ser tolerante con la ofensa, el acoso de cualquier tipo, hostigamiento o faltas de respeto hacia otros compañeros y personas de nuestro entorno profesional, sin importar el motivo.

18- Colaborar a crear una atmósfera de trabajo sana y sin hostilidades.

19- Tener una actitud proactiva para transmitir conocimiento y establecer una relación colaborativa con otros departamentos.

20- No aceptar situaciones laborales que pongan en riesgo su propia seguridad o la de sus compañeras/os, así como advertir en caso que se identifiquen posibles riesgos.

21- Conservar el equipo correctamente según las normas de uso, así como mantener limpio el lugar que ocupa en el espacio de rodaje.

22- Fomentar el uso consciente de los recursos energéticos y fungibles.