Actualidad Cinematográfica

Jugar con la Luz

para Contar Historias

Jugar. Es probablemente lo mejor que tiene la cinematografía, el cine, y la cultura en general. Porque nuestro arte nace de una necesidad (aunque algunos no la consideren vital) que todos llevamos dentro: pasar un buen rato.

Si bien quien se dedica a la medicina se formó para curar pacientes, o quien se formó en mecánica arregla automóviles, los que hacemos cine enfocamos toda nuestra formación y experiencia a contar una historia con imágenes, porque como dijo Jack Nicholson una vez «las películas nos abstraen cuando necesitamos abstraernos. Y es que, ¿quién no ha visto una película durante esta pandemia? Aunque quizás sea más preciso preguntarse por qué hemos visto tantas películas, series o cortos. La respuesta es evidente: sin el cine nos hubiéramos vuelto locos. Y esto es aplicable a cualquier oficio relacionado con la cultura.

Las películas pueden gustar más o menos, ser largas o cortas, o hasta mudas, pero ninguna película lo es si no tiene imagen, y aunque parezca una obviedad, es necesario recordarlo hoy en día a los que no reconocen la autoría de quienes nos dedicamos a la dirección de fotografía. Nuestro oficio consiste en ponerse a las órdenes de una persona que quiere contar una historia de la que debemos empaparnos para traducirla a imágenes que cumplan o superen sus expectativas. Ejecutamos el plano, y para ello estudiamos la luz, el movimiento de los actores y los colores del set, para dar opciones que una vez aprobadas traemos a la vida con la ayuda de nuestras compañeras técnicas, sin las que no podríamos trabajar.

Y ¡boom! Sucedió la magia y salió el plano. A la primera, a la tercera o a la octava. Y cuando llegas a casa te vas feliz a dormir porque te lo has pasado genial. Ya lo dijo Alice Guy-Blache mientras los «hombres de cine» de su época se disputaban el título de ser el inventor de la cinematografía para ella «el único inventor fue aquel niño que se puso a jugar con las sombras que creaban sus manos delante de una vela».